Con los amigos de @MalagaValue (1). Introducción al análisis de estados financieros

En esta entrada dejo un pequeño resumen del primer episodio con Málaga Value. Una introducción al análisis de empresas, el lenguaje de la contabilidad y otras cuestiones.

Tiempo de lectura:3 Minutos

He tenido la suerte de ser invitado por @MalagaValue a participar en una serie de episodos sobre ánalisis de estados financieros desde una óptica de educación financiera, es decir, intentando hacerlo lo más didáctico posible. Como fiel oyente de sus podcast me ha hecho bastante ilusión.

El primer episodio (65 minutos) fue la semana pasada, el 19 de junio. Aquí dejo el enlace a Ivoox:

https://www.ivoox.com/episodio-17-especial-analisis-financiero-para-dummies-cap-1-audios-mp3_rf_71636539_1.html

El objetivo fundamental de los estados financieros o cuentas anuales es “reflejar la imagen fiel” de la empresa en cada momento.

La fuente de los estados financieros es la contabilidad, la contabilidad es un lenguaje (como el inglés, por ejemplo) y, como todo, se aprende con la práctica y la experiencia. Pero como lenguaje tiene una gran ventaja: con pocas ideas se puede llegar muy lejos (a diferencia del inglés). Y, como se ha dicho en algún podcast de Málaga Value, solo hace falta una «calculadora con teclas gordas».

Los dos estados financieros más relevantes son el balance y la cuenta de resultados o de pérdidas y ganancias. Pero cuando hablamos de estados financieros nos estamos refiriendo a las cuentas anuales oficiales (públicas si se cotiza en bolsa y depositadas en el Registro Mercantil en cualquier caso) que incluyen mucha más información (como el estado de flujos de efectivo y, sobre todo la memoria)

Leer la Memoria es imprescindible para poder opinar sobre una empresa.

Pero el análisis de estados financieros no es un ejercicio teórico o de laboratorio. Se hace siempre con una finalidad: invertir en la empresa, conceder un préstamo, vender o comprar sus productos, lo hace Hacienda para ver si paga los impuestos que corresponde, etc.

Por tanto, antes de empezar con el análisis propiamente dicho hemos de tener una idea de cómo funciona la empresa que vamos a estudiar y como puede ser su balance y su cuenta de resultados:

-A qué se dedica la empresa. Cómo serán sus ingresos y cómo serán sus costes (compras, personal, resto de gastos de explotación, etc.) Todo esto viene en la cuenta de resultados. Antes de nada tendremos que hacernos una idea de cómo será la cuenta de resultados.

– Una cosa es el «negocio»: los ingresos y gastos recurrentes de la empresa (ingresos – gastos = beneficio) y otra el balance de la empresa (que, lógicamente, también tendrá con el tipo de negocio o sector de la empresa en cuestión)

– ¿Qué estructura e información aporta el balance? Activo = Pasivo + Patrimonio neto

– Activo = Activo no corriente o inmovilizado + Activo corriente

– Pasivo a corto y largo plazo. Pasivo circulante y deuda financiera

– Patrimonio neto. % sobre total balance

– El activo es la foto de la empresa: sus edificios, maquinaria, existencias, clientes a cobrar, caja, etc.
Mientras el activo de dos empresas de un mismo sector será muy parecido, el pasivo será muy diferente: dependerá de la voluntad y/o personalidad del empresario (más o menos deuda).

Al final el análisis consiste en opinar sobre si la empresa va a mejor cada año o a peor. Y esto se hace comparando con uno o dos años anteriores. Sobre todo viendo las variaciones porcentuales. Por ello se hace necesario disponer de un modelo de análisis. Básicamente una hoja excel. Las partidas del balance se transforman en % sobre el total y las partidas de la cuenta de PyG también, en este caso haciendo 100% la cifra de negocios.

Está claro que la contabilidad no da información sobre muchas cosas (calidad de los recursos humanos, de los directivos,  estado y adecuación de las instalaciones,  nuevas inversiones necesarias, etc. etc.). Pero con un análisis cuidadoso de las cuenta de resultados y los balances y algunos ratios operativos y de endeudamiento se pueden sacar muchas conclusiones.¡

Es evidente que un negocio se compone de un producto o un servicio que cubre las necesidades o deseos de sus clientes. El producto o servicio es la base de un buen negocio, junto con los recursos humamos, la tecnología, la distribución, etc.. Sin embargo, aunque las finanzas no hacen a un negocio, los negocios no pueden progresar sin atender a las finanzas. Las finanzas son el mejor instrumento del que disponemos para evaluar y poner racionalidad a cualquier negocio, de forma que las buenas ideas se conviertan en empresas rentables y solventes a largo plazo y no mueran por el camino.

Como ejemplos prácticos para ir avanzando en la materia al final del podcast nos comprometimos a ir explicando las cuentas del Real Madrid y Futbol Club Barcelona. Mejor estas empresas que otras más «alejadas» de nuestro día a día.

Articulos relacionados:

Recopilación de artículos y podcast con Málaga Value:

https://arribaeltrono.com/general/recopilacion-de-articulos-y-podcast-con-malaga-value/

Tweet

Cerrar