Tiempo de lectura:1 Minutos

El contenido de la anterior entrada nos lleva a preguntarnos cómo será la campaña en curso 2021-22. Vimos que los gastos de estructura suponen alrededor de 20 M. y que la cifra de negocios prevista para este año son 15,3 M. ¿Qué va a pasar este año?

En el cuadro siguiente comparo el presupuesto completo para 2021-22 con los datos reales de 2020-21. Nos llevamos una pequeña decepción:

Los gastos de explotación presupuestados (19,8 M.) son prácticamente iguales a los del año pasado (20,1 M.). Los ingresos ordinarios, cifra de negocios, son mayores (15,4 M. frente a 13,3 M. Además vamos a tener beneficios (1,6 M.). ¿Dónde está la decepción?

Si nos fijamos en el cuadro, se han presupuestados unos beneficios por venta de jugadores por 2,6 M. ¡Vamos a tener que vender jugadores por 2,6 M. para tener beneficios!

Por muy ajustados que estén los gastos (que difícilmente se podrán bajar más) nuestra realidad de ingresos es insuficiente. ¡No somos un «equipo grande»!

El año pasado teníamos el tope salarial más bajo de la 2ª división y este año somos los 5º. Pero ni el año pasado fuimos los que menos gastamos ni este año podemos tirar la casa por la ventana ahora en el mercado de invierno.

Creo que en el próximo artículo toca explicar mejor esta afirmación…

Cerrar