6) Sobre los topes salariales. Cuentas del @MalagaCF

Tiempo de lectura:1 Minutos

Pongámonos en antecedentes:

20118-19: 1er año en 2ª. Se tiran a la basura 20,1 M. de ayuda al descenso

2019-20: Okazaki, José Rodríguez, Mula e Iván Rodríguez no se pueden inscribir por el tener el tope salarial sobrepasado. En febrero 2020 llega el AJ. COVID en marzo. Pellicer nos salva del descenso.

2020-21:    18 fichas profesionales y el tope salarial más bajo de la categoría (3,0 M.), nuevas altas por el sueldo mínimo (80.000 €).  Se hace en verano (sept-20) el primer ERE a futbolistas en España. Pellicer nos vuelve a salvar pero no se le renueva en febrero-marzo-abril y, lógicamente, se va (todos tenemos nuestro corazoncito -esto es opinión-). Toda la temporada sin estadios. Sanción de 1,2 M. por incumplimiento del control económico (visto en las cuentas anuales).

El tope salarial, que se fija antes de comenzar la temporada, está compuesto básicamente por el coste de la plantilla deportiva más las amortizaciones por los fichajes realizados.

En el cuadro siguiente comparamos estas partidas con los topes salariales asignados cada año:

Como vemos en el cuadro, el año pasado, a pesar del tope salarial de 3,0 M., tuvimos un coste real de 7,5 M.

Este año la previsión de coste de plantilla antes del mercado de invierno (no hay ya amortizaciones pendientes) es parecida a la del año pasado. Espero que después de haber leído hasta aquí los diferentes artículos publicados, quede claro que no debemos, ni podemos, tirar la casa por la ventana ahora. No nos lo podemos permitir. Aunque nos digan que tenemos un tope de hasta 12,8 M.

Por cierto, el motivo de este tope tan «generoso» es que se incluye el 15% que se puede destinar de los fondos CVC (44,6 M. –> 15% = 6,7 M.). Lógicamente, no es «obligatorio» gastarse todo ese dinero. Ya vimos lo que nos pasó con la ayuda al descenso.

Cerrar