Informe CSD (y 8). Resumen – conclusiones

Tiempo de lectura:4 Minutos

Para finalizar estas entradas preparadas con el Informe del CSD dejo aquí algunas de las principales reflexiones y conclusiones vistas en los artículos anteriores: 

1.  Informe del CSD sobre balance económico del futbol español   

Hay que agradecer al CSD la preparación y publicación del informe. Estamos ante la cuarta edición e incluye los datos más actualizados posibles: los de 30 de junio de 2014. 

Habría que hacer que se cumpliera la ley y todos los clubs tuvieran sus cuentas depositadas en el Registro Mercantil en el mes de enero. Igualmente debería ser obligatorio que se publicaran en sus páginas webs. 

2. Evolución de la deuda total 

La evolución y el problema del endeudamiento del futbol español ha sido muy parecida a la del resto de sectores de la economía española y en las mismas fechas. 

El problema de la deuda del futbol no es una cuestión de hace uno o dos años, que parece que es cuando se ha tomado conciencia de la insostenible situación o, por lo menos, cuando los medios han empezado a prestarle atención. En 2008/09 la deuda alcanzó su máximo: más de 4.000 mill.. A 30 de junio de 2014 la deuda total del futbol español ascendía a 3.441 millones. 

Una de las razones del excesivo endeudamiento en la 1ª división es la de utilizar cualquier medio a nuestro alcance para no bajar al “infierno” de  la 2ª división. Hay que buscar dinero “como sea” porque, “como sea”, debemos evitar el descenso. 

3. Evolución de los ingresos 

El negocio del futbol, medido por sus ingresos ordinarios, va creciendo año a año de forma ininterrumpida, alcanzando 2.096 mill. a 30-junio-2014. 

Los ingresos totales (sumando a los ingresos ordinarios los ingresos extraordinarios –principalmente traspasos-) siguen el mismo patron de crecimiento continuado pero, lógicamente, están afectados por los mercados de fichajes de cada año y presentan algunos “dientes de sierra”. En total,  2.479 mill. a 30-junio-2014 

-Los ingresos ordinarios de la seríe historica de 2ª división no llegan al 10% de los ingresos ordinarios de la 1ª división. Y los ingresos extraordinarios son igualmente irrelevantes. Casualmente, la parte destinada a la 2ª división en el reparto de los derechos televisivos con el nuevo real decreto es del 10% 

4. Evolución comparada de los ingresos y la deuda 

Uno de los ratios que la LFP está obligando a cumplir a los clubs compara la deuda con los ingresos. 

Aunque  los ingresos van creciendo cada año, en el pasado la deuda creció mucho más y el ratio fue empeorando desde el 1,41 inicial, en 1999/2000, hasta el máximo de 2,28 en 2008/2009. Con la disminución de la deuda en los últimos año el ratio estaba en 1,51 a 30-junio-2014. 

5.  Evolución de los resultados ordinarios 

El Informe del CSD distingue muy acertadamente entre Resultados Ordinarios y Resultados Extraordinarios. 

Lo más llamativo, sin duda, es que TODOS LOS AÑOS el futbol español presenta pérdidas por actividades ordinarias. Aunque la inercia de los artículos anteriores nos lleva a fijarnos en los años alrededor de 2007/2008, sorprende comprobar las elevadas pérdidas de los primeros años, superiores a los 400 mill. €. No llama a la esperanza el último año, donde se da un salto atrás en la evolución positiva de los años anteriores (de -52 mill. se pasa a -100 mill.) 

6.  Los resultados ordinarios y su traslado a deuda 

Cuando no hay ingresos suficientes para pagar los gastos necesarios hay que sacar el dinero de algún sitio. Y si no se puede sacar dinero de ningún sitio pues no se puede pagar y, por tanto, tenemos esa deuda pendiente. 

La venta de jugadores debería destinarse a pagar los déficits ordinarios anuales (diferencia entre ingresos y gastos “ordinarios”), pero la evidencia nos dice que, excepto en los últimos años,  no ha sido así. Los datos nos dicen que los ingresos “extraordinarios” se han destinado principalmente a fichar nuevos jugadores, no a reducir deuda. 



7.  Nivel de endeudamiento y capacidad de pago


Está claro que los ingresos determinan el nivel de deuda que podemos asumir. Pero está más claro todavía que la deuda solo se puede pagar con lo que nos queda después de atender, en primer lugar, los gastos necesarios para vivir. Cuando una familia no paga la hipoteca es porque, después de los gastos de alimentación, luz, agua, vestido, etc., NO QUEDA PARA PAGAR EL PRÉSTAMO. 

Un ratio muy usual para medir el nivel de endeudamiento de las empresas y su capacidad de pago es el de EBITDA/Deuda. El EBITDA (Earnings Before Interest, Taxes, Depreciation, and Amortization = beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) es una medida frecuentemente aceptada de la capacidad de generar dinero de las empresas. Más o menos el equivalente a lo comentado en el párrafo anterior: lo que queda después de restar a las ventas los gastos necesarios para poder realizar dichas ventas (compras, salarios, gastos generales, etc.). 

A 30-junio-2014 el ratio se situaba en 14,1.  Con un ratio Deuda / Ebitda > 4 una empresa ya está muy endeudada. Y un ratio Deuda/Ebitda > 7 hace dudar de la capacidad de la empresa para poder atender su endeudamiento e incluso de su supervivencia, lógicamente dependiendo del sector en el que opere. 

Los resultados obtenidos nos muestran el exagerado nivel de endeudamiento del futbol español. ¿Y cómo se llega a esto? Pues una razón, sin duda, y entre otras muchas, es que los clubs saben que nadie les va a exigir el pago de las deudas bajo la amenaza de la desaparición. Así de simple. Salvo que el club pertenezca a una ciudad pequeña que no tenga la suficiente fuerza mediática.
Cerrar