Sobre el modelo de negocio de La Liga española

Tiempo de lectura:1 Minutos

Después de bastantes años presentado beneficios, desde la temporada 2012-13, este año (temporada 2020-21) La Liga española ha previsto unas pérdidas cercanas a los 790 millones €.

La causa principal es la casi paralización del mercado de fichajes en el verano de 2020 como consecuencia del Covid. Los clubs acabaron la temporada el 30 de junio de 2020 en plena pandemia, sin dinero apenas para pagar los salarios corrientes y, por tanto, incapacitados para nuevas inversiones.

Se puede definir modelo de negocio de una empresa a la forma que tiene de ganar dinero. El modelo de negocio del futbol español se basa en los venta de jugadores.

Pero no debería ser así. El futbol español genera suficientes ingresos para mantener holgadamente los gastos actuales y acometer inversiones, pero no tantas como realiza año tras año. Los excesos se van a reflejar en las cuentas de la temporada 2020-21 y en el campo en la próxima temporada 2021-22. Los clubs van a vivir otra temporada de crisis extrema.

Dejo aquí un cuadro que he preparado para twitter:

 

En la primera fila tenemos los beneficios obtenidos por la venta de jugadores en los últimos 6 años.

En la segunda fila tenemos el beneficio final obtenido cada año por La Liga (los datos son de la 1ª división).

En la tercera fila hemos cálculado el resultado que se habría obtendo sin acudir a la venta de jugadores. Las pérdidas hubieran sido crecientes en los últimos años, alcanzando los 614 millones en la temporada 2019-20. En este punto podemos recordar el dato de las pérdidas previstas para la temporada 2020-21 (los 790 millones).

¿Porque se llega a esta situación? Sin duda por el efecto que las amortizaciones de los jugadores tiene en la cuenta de resultados. Las amortizaciones son el reflejo del «coste» anual de los fichajes realizados en años anteriores. Vemos como son cifras crecientes cada año, alcanzando los 779 millones la última temporada.

¿Es necesario invertir tanto dinero en jugadores (fila cuarta)? La respuesta, claramente en mi opinión, es no.

Con menos fichajes las cifras de amortización serían menores y el futbol español podría ser rentable de una forma, como se dice ahora, «sostenible»: generando recursos recurrentes suficientes para atender año a año sin problemas los gastos necesarios para continuar la actividad.

Tweet

Cerrar